Abstinencia no deseada: ¿Qué sucede si no lo “haces” en un mes?

“Mantenernos en actividad” a menudo tiene una gran cantidad de beneficios para nuestra salud. Pero, ¿qué pasa cuando pasamos largas temporadas sin practicarlo sin ser de nuestra propia elección? Un estudio llevado a cabo por el Royal Infirmary de Edimburgo (Reino Unido) puso de manifiesto que practicarlo tres veces por semana es una buena forma de rejuvenecer nuestro organismo, ya que nos hace aparentar entre 7 y 12 años menos. Sin embargo, a pesar de que la actividad puede ser variable, la abstinencia o no empleo de esta actividad, puede revelar debilidades de la personalidad, ya que, el ayuno de esto puede aumentar por ejemplo, el riesgo de depresión y empeorar la autoestima pero todo ello tiene solución a esos problemas que nos aquejan y con un pequeño viaje solucionamos nuestros problemas.

La abstinencia es el método más efectivo contra los embarazos no deseados y la propagación de las infecciones de transmisión sexual. En 2004 la revista The Lancet publicó un artículo donde apostaba por educar a los jóvenes de manera que retrasasen las relaciones sexuales como la manera más efectiva contra la propagación del sida teniendo en cuenta que los preservativos disminuyen el riesgo de infección pero nunca lo eliminan. Llamó esta estrategia para priorizar los elementos de la lucha contra la sida con las letras ABC, que en inglés son las iniciales de abstinencia, fidelidad y preservativo. Desde ese momento, diversas administraciones públicas la han promovido. Algunos estudios, concluyen que sería efectiva una apuesta más decidida de las administraciones en este sentido.​ Un de los problemas con el que se han encontrado los impulsores de estas políticas es la dificultad de cambiar los comportamientos de los jóvenes. De todas formas, si la abstinencia se produce, por viudez, enfermedad o elección personal, y no por cualquier otro motivo (miedo, inseguridad), no provoca ninguna consecuencia negativa. Tanto las mujeres como los hombres, tras períodos de tiempo largos sin practicarlo, tienden a dudar de su “eficacia” y pueden sentir miedo tras el periodo de abstinencia. Sin embargo, se trata de una batalla meramente psicológica que con masajes y besos puede resolverse de cara a no tener dificultades durante la actividad.

También te puede interesar : ¿Deseas mantener tu matrimonio feliz y duradero? Pon en práctica estos 8 tips para lograrlo

Existen muchos motivos por el cual podemos tener este tipo de líos pero no hay que perder cuidado como dice un dicho ” no hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista ” así que el problema que se tenga pronto se solucionará y podrás tener una vida plena y duradera y por supuesto poder disfrutar de los placeres que la vida nos ha dado y que toda nuestra vida estaremos agradecidos con ello

Si te interesó el tema, puedes ver la nota completa en el VIDEO.