Las células madre de los dientes de leche pueden salvarte la vida

En este vídeo verás lo importante que es conservar tus dientes de leche, puede que para el lector pasó muchos años que tienen sus dientes leche e inclusive se les han caído, pero esta información le resultará muy útil a tus hijos, sobrinos o para cualquier parientes y/o amigo que conozcas, ya que podría mejorar su vida en algún momento. Por lo general los dientes de leche siempre han estado sujetos al hada de los dientes, el ratón perez e infinitas historias que tenían como objetivo darle un sentido positivo a la muda de dientes, por lo general con un pequeño intercambio económico.

Actualmente ya existen algunas compañías que se dedican a almacenar dientes sanos que tienen pulpa sana, para poder ser usada en un futuro como fuente de células madre y reparar tejidos dañados. Estos dientes se transportan a un banco de células madre. En 2010, cirujanos mexicanos comenzaron a utilizar células madre, extraídas de la pulpa de dientes sanos, para regenerar huesos destruidos por quistes y tumores malignos.

También te puede interesar: Si estas dos líneas de tus manos se juntan; entonces ¡deberías conocer esto!

La primera cirugía de este tipo se realizó en 2010, en el área de Cirugía Maxilofacial, del Hospital Juárez de México, para reconstruir el maxilar de un joven que perdió hueso debido a una enfermedad degenerativa y actualmente se estudia la posibilidad de usarlas para reparación de tejido cardíaco, cartílago y piel. En México ya hay empresas que ofrecen los servicios de expansión y criopreservacion de células madre de origen dental.

Que son los dientes de leche?

Los dientes de leche, también llamados dientes temporales, son aquellos que permanecen por un tiempo limitado en la boca hasta que son remplazados por los dientes definitivos o permanentes y presentan un color más blanco que éstos últimos. Al nacer, las personas típicamente tienen 20 dientes primarios (de bebé), quienes empiezan la etapa de la dentición a los seis meses de edad. Generalmente a la edad de 21 años todos los 32 de los dientes permanentes han salido.

Generalmente, los dientes de leche comienzan a caerse aproximadamente a los 6 años de edad cuando los incisivos, los dientes centrales delanteros, se aflojan. Los molares posteriores, generalmente se caen entre los 10 y 12 años, y se reemplazan con dientes permanentes aproximadamente a los 13 años. A diferencia de lo que sucede con los dientes permanentes, si el diente de leche se rompe o bien sale de su lugar no es útil guardar el fragmento o el diente ya que no se debe reimplantar.

Para tener en cuenta: Elimina el sarro, gingivitis y blanquea tus dientes con esta receta casera

En el siguiente vídeo verás que los dientes de leche son una fuente importante de células madres y que al guardarlos en sitios especializados podrían salvarte la vida en caso sufras un accidente y tengas que reparar el tejido de algunos órganos, lo cual es bastante útil si pasará alguna desgracia en nuestra vida.